En Tijuana, constructora omitió reglas para construir

Desde marzo de 2016 la constructora Grupo Meló sabía que existían riesgos de deslizamientos de tierra por el proyecto residencial que realizaba al pie de varios cerros en la delegación San Antonio de los Buenos, aun así realizó cortes al talud que causaron el colapso de 89 viviendas en el fraccionamiento vecino Lomas del Rubí el pasado 2 de febrero.

Valle del Pedregal es el complejo habitacional que Grupo Meló desarrollaba en esa zona, donde proyectó construir 455 viviendas, 359 casas y el resto departamentos.

Según el Dictamen de Uso de Suelo otorgado por la Dirección de Administración Urbana de Tijuana, la aprobación de la obra quedó sujeta a 22 condiciones de construcción, cuatro referentes a los movimientos de tierra, pues la obra se desarrollaba en un sector de “vulnerabilidad muy alta”. –sn–

construcción

Anuncios

Deja un comentario