“Cumbre Tajín”, uno de los grandes negocios de los Duarte

Por Roberto Córdova | Corresponsal

Veracruz, Veracruz.- Cumbre Tajín es un festival cultural que se lleva a cabo en la zona norte del estado de Veracruz, en el municipio de Papantla y, aunque desde su creación el objetivo fue preservar y difundir la riqueza cultural y arqueológica de esta Ciudad Sagrada.

Karime Macías (en coordinación con varios familiares) llegó a administrar los recursos de este evento, que a pesar de su esfuerzo por permanecer en el gusto de los visitantes, tras los escándalos de los Duarte jamás ha logrado colocarse, como en sus mejores años. Aquí te explicamos el por qué.

La primera edición del festival Cumbre Tajín, nombrada en aquel entonces Cumbre del Fin del Milenio, se llevó a cabo en la primavera del año 2000, en el Parque Temático Takilhsukut; un encuentro en el que se realizaban talleres, rituales, terapias alternativas, juegos autóctonos, conciertos, danzas, actos circenses, conferencias, exposiciones y proyecciones, entre otros atractivos.

La primera edición de dicho festival fue concepción de un grupo de ingenieros, encabezados por Gastón Melo-Medina, aprobada por el entonces gobernador Miguel Alemán Velasco, quien decretó que para no dañar el sitio arqueológico se erigiría una gran plaza, en la que se procedió a la construcción de escenarios y foros desmontables, baños ecológicos y un campamento con capacidad de más de mil tiendas, logrando así uno de los festivales más innovadores del mundo.

Duarte


El 1 de diciembre de 2010 Javier Duarte tomo posesión como gobernador constitucional del estado de Veracruz, desde entonces las fichas se repartieron y fue cuando la esposa del nuevo gobernador, Karime Macías, comenzó su trabajo al frente del festival cultural, designando más tarde a  su prima, Brenda Tubilla Muñoz, como productora general del Festival Cumbe Tajín.

En su décimo primera edición, la ceremonia inaugural estuvo encabezada por el gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, quien estuvo acompañado por el Consejo de Sabios del pueblo totonaco, en el Parque Tikilhsukut.  Durante esta edición de Cumbre Tajín se presentaron artistas como:

  • Caifanes
  • Café Tacuva
  • Björk
  • Bebe
  • Sinead O’Connor, solo por mencionar algunos.

Los indígenas como fachada

Aunque el objetivo de este festival también era apoyar a las comunidades indígenas que se involucrarían en este proyecto, al menos durante el gobierno de Javier Duarte el objetivo no se cumplió, pues las ganancias para los organizadores eran millonarias, muchos artesanos relatan que para ellos se trató de una explotación de trabajo y económica.

  • A decir del pueblo totonaca, Cumbre Tajín fue convertida por Duarte de Ochoa y su esposa, Karime Macías, como otro de los “grandes negocios” de su administración, donde fluyeron millonarios recursos a través de la asociación “Transformando Tajín A.C.”
  • En diciembre de 2011, Tomás Ruiz y Gerardo Buganza acordaron la entrega de 10 millones de pesos a Transformando Tajín A.C., provenientes de recursos estatales, del rubro Provisiones Salariales y Económicas, por el concepto de “Subsidios a Instituciones, para la realización de eventos culturales en el Parque Temático Tajín”.
  • Datos oficiales del mismo festival revelan que Brenda Tubilla dispuso, entre 2011 y 2015, de presupuestos millonarios con los cuales el festival pudo acceder a tener a artistas internacionales con contratos millonarios.

¿Y los artesanos y comunidad totonaca?

En sus diferentes ediciones, las personas encargadas de dar mantenimiento a las instalaciones donde se celebra el festival y aquellos encargados de promover la artesanía y gastronomía local refirieron trabajar hasta por 16 horas continuas, para el éxito de este Festival y con el objetivo de atraer turismo, sin embargo, no se logró tener acceso a los financiamientos y pagos justos a aquellos que han dejado su vida en este evento, que para sus últimos años ha presentado una baja significativa en el flujo de visitantes.

Una nota publicada en el año 2016 advertía sobre la disminución del presupuesto de la Cumbre, siendo en años anteriores de 40 millones de pesos y llegando en ese periodo a solo 16 millones. Para ese momento, Harry Grappa Guzmán, secretario de Turismo de Veracruz declaró: “No es un festival en crisis. Es el entorno de una crisis económica que no solo afecta Veracruz, es a nivel nacional e internacional”.

En tanto Brenda Tubilla, exproductora del Festival y actual mentora de varios youtubers, no tiene una acusación directa por parte de las autoridades mexicanas, sin embargo, es señalada como una de las familiares de los Duarte que, supuestamente, apoyo al clan en el desvió de recursos a través de su participación, incursión y dirección en diferentes festivales culturales del estado, siendo Cumbre Tajín el más significativo, por la dimensión y recursos utilizados.

Cumbre Tajín fue un orgullo para Veracruz y para todo el mundo, tuvo reconocimiento por parte de UNESCO, pero fue la Cumbre que se eclipsó por un mal gobierno que, a pesar de haber concluido, sigue en “el ojo del huracán”.   –sn–

tajin

Foto: Tomada del gobierno de Veracruz

Anuncios

Deja un comentario