Nicaragua: crece enojo frente a “represión”

Agencia AP

 

Managua.— Nicaragüenses enterraban ayer a sus muertos, luego de una serie de enfrentamientos entre grupos de choque y opositores entre el miércoles y ayer que, según la policía, dejaron 15 muertos por armas de fuego y 199 heridos. El gobierno anunció ayer mismo la renuncia del presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE) como un paso para reformar el sistema electoral.

La Cancillería, en un comunicado conjunto con la Organización de Estados Americanos (OEA), hizo pública la renuncia de Roberto Rivas y dijo que el objetivo es modificar la composición del CSE para garantizar “elecciones libres, justas, democráticas y transparentes”.

El anuncio se da luego de la oleada de violencia que sacudió al país, donde la cifra de muertos desde el inicio de las protestas, el pasado 18 de abril, supera ya el centenar, de acuerdo con el recuento de las ONG.

En Managua, la jornada del miércoles dejó escenas de pánico cuando la multitudinaria marcha opositora llegaba a la Universidad Centroamericana (UCA) y tuvo que buscar refugio en comercios y la catedral debido a los disparos de las fuerzas de seguridad y grupos afines al gobierno de Daniel Ortega, quien poco antes aseguró que no dejaría el cargo. “La policía de este país tira a matar. Es una cacería todos los días”, dijo José Antonio Reyes, cuyo hermano, Francisco Javier, murió cuando una bala le perforó el cráneo durante la manifestación. –sn–

funeral

Foto: AP

Anuncios

Deja un comentario