Valencia, la ciudad española que quería ser refugio de migrantes

 


Por Melissa Barra | RFI

 

Todo empezó con una imagen que le dio la vuelta al mundo, la del cuerpo sin vida del pequeño Aylan, el niño sirio que murió ahogado en el Mediterraneo y cuyo cadaver fue hayado en las costas turcas en septiembre de 2015.

Unas semanas después, el presidente y la vicepresidenta de la Generalidad Valenciana, Ximo Puig y Mónica Oltra, anunciaron su intención de abrir un “corredor marítimo humanitario” que traería a España, por el puerto de Valencia, con la ayuda de la empresa de buques Baleària, desde la isla de Lesbos en Grecia.

“Los valenciamos somos personas empáticas con el sufrimiento de los otros. Por lo tanto, once comunidades autónomas firmamos un manifiesto liderado por la Comunidad Valenciana”, recuerda Joan Ribó, alcalde de Valencia, entrevistado por RFI. “Le pedimos al entonces presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, la implicación de la acogida de personas”.

El plan inicial era permitir la llegada de un millar de refugiados provenientes de Siria. Pero éste fue rechazado por el Gobierno central, cuya vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría había ya alegado poco antes que España estaba “saturada”, ante un pedido de la UE de acoger a más refugiados.  –sn–

media

 

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario