Justicia de EU presentó cargos contra supuestos hackers rusos de las presidenciales de 2016

Doce agentes de los servicios de inteligencia rusa fueron acusados de piratear computadores del Partido Demócrata antes de las elecciones presidenciales de 2016. Así lo anunció este viernes 13 de julio el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

© Leah Millis / Reuters | El vicefiscal general de los Estados Unidos, Rod Rosenstein, anunció acusaciones de un gran jurado en contra fr 12 oficiales de inteligencia rusos en el marco de la investigación especial liderada por Robert Mueller sobre Rusia, durante una conferencia de prensa en el Departamento de Justicia en Washington, EE. UU., 13 de julio de 2018.

Por France 24

 

 

Desde Washington, el Departamento de Justicia (DOJ) dio un nuevo giro sobre la supuesta injerencia rusa en los asuntos estadounidenses. La entidad informó que un gran jurado acusó formalmente a 12 miembros de los servicios de inteligencia rusos por penetrar las redes informáticas de la candidata Hillary Clinton y del Comité Nacional del Partido Demócrata, durante las elecciones de 2016.

Por su parte, Rusia se preocupó del arresto de sus ciudadanos y afirmó estar lista para examinar los hechos. Los cargos fueron emitidos tras el pedido del fiscal especial Robert Mueller, quien está investigando la posible interferencia rusa en el escrutinio de noviembre de 2016, ganado por el candidato republicano Donald Trump.

“El acta de acusación se dirige específicamente a 12 oficiales del Ejército ruso por conspiración para interferir en las elecciones presidenciales de 2016”, dijo el vicefiscal general de Estados Unidos, Rod Rosenstein, en una conferencia de prensa. Las acusaciones fueron emitidas tres días antes de una reunión entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo ruso, Vladímir Putin, en Helsinki.

“Definitivamente y con firmeza, le formularé la pregunta” sobre la interferencia rusa, dijo el mandatario estadounidense, quien niega la colusión con Rusia para ganar las elecciones y tildó la investigación del procurador especial de “caza de brujas”. Rod Rosenstein, número dos en el DOJ, negó cualquier conexión entre los cargos y el encuentro de Helsinki. –sn–

 

 

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario