La columna | Tu decides: Las migajas del PAN | Por Pablo Mier y Terán

Por Pablo Mier y Terán*

 

 

Donde pan comes migajas quedan. El proximo17 de septiembre el Partido Acción Nacional cumple 79 años. Podría ser la fecha límite para que la pareja AnayaZepeda pidan perdón y vayan. No basta una renuncia, hace falta perdón y retirada.

Con la del primero de julio, Anaya sumó una derrota más. La primera documentada fue en el año 2000 cuando a los 21 años quiso ser diputado local por el Pan en Querétaro y fue estrepitosamente derrotado.

Pero ahí no terminaron las derrotas: a Manuel González Valle, después de dos gobernadores panistas en el estado de Querétaro lo llevó a la derrota.  Tres años después se involucró en la campaña de Josefina Vázquez Mota a la Presidencia como coordinador operativo de la campaña y los resultados usted los conoce.

Pero él no aprende y así la historia se repitió cinco años después, cuando apoyó la candidatura de Vázquez Mota, pero ahora a la gubernatura del Estado de México; primero operando  al interior del partido para lograr, sin consensos, designarla como la “candidata de la unidad”, para luego, cuando la campaña comenzó a descender,  dejarla sola.

Pocos lo saben pero, también en los inicios de su vida política, Anaya se postuló para la dirigencia estatal del PAN en Querétaro, compitiendo con Luis Bernardo Nava y después de un empate se retiró de la contienda. Perdió, o como él prefiere decirlo: no ganó.

De Zepeda el dato más fresco que tenemos es cuando perdió la alcaldía de Hermosillo en 2015 habiendo resultado el peor candidato en la historia del PAN, desde 1994.

Para los que son panistas el resultado de las elecciones del 1 de julio fue una derrota triste sobre todo porque sacaron los números más bajos en la historia moderna del partido; para los que no lo somos fue la crónica de un fracaso anunciado; para el país entero significó una pérdida, porque se desmoronó, de un partido con una historia de lucha que fortaleció la democracia.

Dicen los que saben que Gallos hay para la reconstrucción, desde Roberto Gil Swart hasta Rafael Moreno Valle, personajes ambos con madurez e historia que podrían levantar lo que quedo, capaces quizá de volver a lo básico, capaces de reconstruir el partido humanista que siempre había sido, oposición consciente y responsable o partido en el poder, según el momento.

Entre @RicardoAnayaC y @damianzepeda se comieron el Pan,  de las migajas habrá que reconstruirlo – humanista y honesto- como hace 80 años lo soñó Manuel Gómez Morín.

En su Oda al Pan Pablo Neruda habla de del fuego como la única fuerza para levantarlo.

Periodista | Tuiter @pablomieryteran

Columna anterior: Vox populi, Vox Dei

Pablo Mier y Terán

Anuncios

Deja un comentario