En Sonora, la presidente municipal de Hermosillo hereda inseguridad

Por Adrián Bautista | Corresponsal

 

 

Ganar la presidencia municipal en Hermosillo, para Celida López Cárdenas, hasta el momento solo ha representado júbilo y satisfacción al ver derrotado al PRI de antaño, partido que, por lo menos en Hermosillo, aseguraba que tenía las de ganar, con el candidato Ernesto de Lucas Hopkins.

Lo que poco se ha comentado desde la perspectiva de la alcaldesa electa, es el mayor problema de inseguridad que arrastra la capital sonorenses desde inicios del trienio, bajo la presidencia de Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez, quien pese al desorden en su municipio, decidió contender en las pasadas elecciones del 1 de julio por el Senado al lado de Sylvana Beltrones.

El Maloro, no logró el triunfo en las urnas y la imagen de su mal gobierno persiste entre los hermosillenses, quienes independientemente del partido político o actor, exigen solución a la violencia y robos en la capital.

Algunas de las problemáticas con las que se enfrentará Célida López de Morena son, el incremento de casos en delitos de robo, homicidios, la problemática de inseguridad que se agravó con la propagación de maleantes que asaltaban con machetes y la aprobación del 65 por ciento de aumento a la tarifa de servicios públicos como el agua.

Estos conflictos, dejó sin solución en Hermosillo Manuel Ignacio Acosta para ir por una candidatura al Senado.

El priista ex alcalde de la capital sonorense, fue en su momento fuertemente cuestionado por la ciudadanía, antes de renunciar al cargo en marzo de este año, para postularse como aspirante a cargo de elección popular en los comicios del 1 de julio.

Fue en septiembre de 2015 cuando el ex munícipe tomó las riendas de Hermosillo y durante los siguientes dos años, las cifras de homicidios, fue en aumento.

Para el cierre de 2016, se registraron 97 asesinatos en la capital y de enero a diciembre de 2017 la cifra se disparó a 131 muertes, mientras que en 2015 los registros fueron de 71 homicidios.

Los robos con violencia a casa habitación también registraron un aumento en 2016 a 1,080 casos, cuando en 2015 se contabilizaron apenas 222 casos.

Para 2017 esta cifra se redujo a 200 hurtos en viviendas.

El robo a vehículo pasó de 24 casos en 2015 a 101 en 2016 y la cifra continuó a la alza en 2017 con un total de 134 casos de denuncias presentadas por este delito en Hermosillo.

De acuerdo con cifras del Observatorio Sonora por la Seguridad, la entidad a finales de 2017 se posicionó en el lugar 10 en homicidios dolosos y culposos por encima de la tasa nacional, y Hermosillo concentró el 50.31 por ciento de este delito analizado en el reporte de enero a diciembre de 2017. –sn–

Celida López Cárdenas Morena Hermosillo

Foto: SociedadNoticias.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario