Argentina: polémica por cambios en el rol de las Fuerzas Armadas desde el regreso a la democracia

El presidente Macri emitió un decreto que abre la puerta a que las Fuerzas Armadas participen en seguridad interior, algo que estaba limitado desde el fin de la dictadura. Para la oposición y organismos de DDHH se trata de una grave decisión.

© Presidencia de Argentina vía AFP | El presidente argentino, Mauricio Macri, y el ministro de Defensa, Oscar Aguad, en Campo de Mayo el 23 de julio de 2018.

Por Natalio Cosoy

 

Están entrenados para combate, portan fusiles FAL de alto poder letal; no tienen instrucción para tareas policiales ni represión de manifestaciones, no están formados en el uso de fuerza no mortal.

Todo esto son hechos, datos concretos sobre la conformación actual de las Fuerzas Armadas de Argentina; compuestas por el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea. Pero hay otro elemento clave: los siete años de dictadura militar que vivió el país entre 1976 y 1983, un periodo en el que las Fuerzas Armadas (FF.AA.) realizaron serias violaciones de derechos humanos y cometieron delitos de lesa humanidad, dejando miles de muertos y desaparecidos.

Eso dejó una marca tan profunda que llevó a que, desde el regreso de la democracia al país, ningún gobierno les diera a las FF.AA. un rol directo en seguridad interior (aunque algunos sí pensaron en hacerlo) y mantuviera bien delimitada su función como agente de defensa ante agresiones externas, algo establecido por una serie de normas, especialmente la Ley de Defensa Nacional y la de Seguridad Interior, y un decreto de la presidencia de Néstor Kirchner, de 2006, que explícitamente restringía la tarea de los militares a agresiones de origen externo perpetradas por otro Estado. –sn–

 

cropped-Identidad_cabecera-04-3.png

 

 

Anuncios

Deja un comentario