En Brasil, se registran 175 homicidios al día

El informe del Foro Brasileño de Seguridad Pública resalta un aumento sustancial de la violencia en el país. A pesar de una inversión creciente en seguridad ocupa el primer puesto en número de homicidios en todo el mundo.

© Mauro Pimentel / AFP | Familiares y amigos en el funeral de Marcos Vinicius da Silva, de 14 años, abatido a tiros durante una operación policial en la favela Mare, en Río de Janeiro, Brasil, el 21 de junio de 2018.

Por Tristan Ustyanowski | France 24

 

 

Brasil, el gigante suramericano batió un triste record. Según el Foro Brasileño de Seguridad Pública (FBSP), el año 2017 fue el más crítico en términos de violencia. Brasil está registrando tasas de homicidios comparables a países en guerra que ponen en cuestión la eficiencia de las políticas públicas al respecto.

La ONG registró unos 63.880 homicidios el año pasado en Brasil. A parte de las naciones que atraviesan conflictos, es el mayor número a nivel mundial. No obstante, esta cifra representa una tasa de 30,8 por 100.000 habitantes, mucho menor que las de Venezuela o El Salvador, cuyas sumas alcanzaron respectivamente 89 y 60 en 2017, según la fundación Insight Crime.

Los países latinoamericanos son los que tienen los balances más críticos en términos de violencia. A parte de algunas naciones como Chile y Ecuador que gozan de bajas tasas, la mayoría enfrentan problemáticas de seguridad preocupantes.


 

Brasil, dentro de los países más violentos del mundo

En tan solo cuatro años, Brasil superó a Colombia y Guatemala en muertes violentas. Mientras que estas dos naciones lograron disminuir este fenómeno, Brasil aumentó. El FBSP quiso incluso alertar sobre las tasas de algunas ciudades, como Río Branco o Fortaleza, que llegaron a 83,7 y 77,3 homicidios por cada 100.000 habitantes.

Brasil se sitúa ahora “entre las diez naciones más violentas del mundo”, afirmó Samira Bueno, socióloga y directora del Foro, durante la presentación del informe en Sao Paulo.

Esta ola de violencia no es ajena a las mujeres. El FBSP resalta que los feminicidios pasaron de 929 a 1.133 entre 2016 y 2017 al tiempo que las violaciones registraron un incremento de 8,4%, con 60.018 casos registrados.

El informe pone también en cuestión las políticas de seguridad pública que se llevaron a cabo durante los últimos años. Río de Janeiro, ciudad y estado, acumulan las peores cifras del sur de Brasil; lo que pone en evidencia los límites de la intervención militar iniciada el año pasado.


 

Samira Bueno, directora del FBSP: “nos acostumbramos a esa violencia”

“Cuando se opta por el enfrentamiento hay víctimas de los dos lados, en una cantidad muy grande”, explicó el presidente del Foro, Renato Sergio de Lima durante la presentación del documento que evidencia también que el número de civiles muertos en operaciones policiales aumentó de un 20% en comparación a 2016.

“La mayoría de los estados todavía invierten en control policial ostensivo, extremadamente militarizado, por eso no mes causalidad que la policía sea responsable de casi el 10% de los homicidios en Brasil”, agregó por su parte Samira Bueno.

Con estos resultados, la ONG quiere alertar a la opinión pública y, sobre todo, a los dirigentes políticos quienes innovan poco sus propuestas frente a un fenómeno considerado erróneamente como “normal”. “Nos acostumbramos a esa violencia y muchos de nuestros gobernantes se acostumbraron como si fuera un dato de la realidad”, lanzó Bueno. –sn–

 

cropped-Identidad_cabecera-04-3.png

 

 

Anuncios

Deja un comentario