VIDEO “Estoy dispuesto a hablar con Donald Trump”: Daniel Ortega

El presidente nicaragüense Daniel Ortega concedió una entrevista a France 24. El líder nicaragüense negó haber ordenado una represión mortal contra los manifestantes y calificó como “falso” e “infame” el informe de la Oficina del Alto Comisionada de las Naciones Unidas para los DH que hablaba de “ejecuciones extrajudiciales”, “desapariciones forzadas” y “tortura y malos tratos” durante las protestas.


Por France 24

 

 

En una entrevista exclusiva con France 24, el presidente de Nicaragua , Daniel Ortega, negó haber orquestado una represión mortal contra el movimiento de protesta que sacudió a su país desde el 18 de abril. Grupos de derechos humanos dicen que más de 320 personas han muerto en cinco meses de violencia, cifra que contrasta con la que el Gobierno nicaragüense maneja: 198 muertos.

Cuando se le preguntó acerca de un reciente informe de la Oficina del Alto Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre la violencia en Nicaragua, el presidente Ortega lo calificó de “falso” e “infame”. La investigación de la ONU da cuenta de violaciones de derechos humanos entre el 18 de abril y el 18 de agosto y señala específicamente “ejecuciones extrajudiciales” y “desapariciones forzadas”, así como “tortura y malos tratos”. Ortega dijo que el informe está “políticamente cargado” y dijo que el organismo de la ONU estaba recibiendo órdenes de Washington.

Además, el líder negó enérgicamente que la policía nacional o la “voluntaria” (paramilitares progubernamentales) hayan cometido crímenes y agregó que no se está investigando a ningún oficial de policía. “Simplemente fueron atacados”, defendió Ortega a sus uniformados.

El presidente nicaragüense también acusó a Estados Unidos de planear un “golpe” contra él. Afirmó que la CIA había entrenado y financiado grupos militares para tratar de derrocarlo y agregó que no descartaba que se llevara a cabo una intervención militar de los EE. UU. “Todo es posible cuando se habla de Estados Unidos”, dijo a Marc Perelman de France 24. “Ha sido una conducta de atropello permanente de parte de Estados Unidos hacia los países de América Latina y el Caribe”, dijo el jefe de Estado quien calificó a ese país como una “potencia genocida”.


 

“Llamar a elecciones anticipadas sería una idea drástica para Nicaragua (…) debemos defender las instituciones”

El presidente Ortega insistió en que la situación en su país está bajo control, a pesar de que miles de nicaragüenses volvieron a las calles el domingo 9 de septiembre en la capital, Managua, para exigir su partida y la liberación de “presos políticos”. Ortega, que ha ocupado la presidencia desde 2007, dijo que está en conversaciones con la ONU y países europeos, como Alemania y España, para reiniciar el estancado diálogo con la oposición. El exlíder guerrillero también acusó a la Iglesia Católica de Nicaragua, que actuó como mediadora, de alinearse con la oposición.

Ortega, quien gobernó Nicaragua por primera vez entre 1979 y 1990, se niega a convocar elecciones anticipadas antes del final de su mandato en 2021, la principal demanda de los manifestantes, y no descarta postularse para otro mandato. “Llamar a elecciones anticipadas sería una idea drástica para Nicaragua”, afirmó el presidente, quien agregó que “debemos defender las instituciones y respetar esas instituciones”.


 

Ortega dice estar listo para reunirse Donald Trump en la Asamblea General de la ONU

El hombre de 72 años dijo que planeaba hacer su primera aparición en años en la Asamblea General de la ONU en Nueva York, que se inaugura el 25 de septiembre y aunque no dijo no aceptar ningún diálogo en el que EE.UU. esté involucrado, dijo estar listo para reunirse con el presidente estadounidense Donald Trump.

“Creo que la idea de tener intercambio y diálogo con un poder global como Estados Unidos, y aquí no estoy hablando solo en nombre de Nicaragua, también estoy hablando de América Latina, es necesario, de hecho es una imperativo “, dijo Ortega a France 24. “La Asamblea General de la ONU podría ser una oportunidad”, dijo.

“El hecho de que tengamos contradicciones profundas, de que Nicaragua haya sido víctima por siglos, de la política intervencionista y que a la fecha sigan insistiendo en esa política; no nos lleva a descartar la posibilidad de que Estados Unidos respete a Nicaragua y a los países de América Latina y el Caribe”, concluyó el líder nicaragüense.  –sn–

 

cropped-Identidad_cabecera-04-3.png

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario